lunes, 24 de enero de 2011

Apología de Robinson Díaz

Hace aproximadamente 2 años la comidilla de la televisión, prensa, blogs, páginas web, foro y cuanto medio de comunicación nacional exista, fue la supuesta (ahora muy comprobada) infidelidad de Robinson Díaz con la actriz, cantante y pre... sentadora Sara Corrales.

De esta “bochornosa” noticia se generaron múltiples opiniones por parte de todos los gremios nacionales, de las cuales la mayoría se encarnizaron contra el pobre Robinson, el cual nosotros y muchos más, así no lo quieran reconocer, consideramos una víctima y un héroes moderno, quizás más importante que el propio Papá Noel. Para que no quede duda de esta apología que estamos presentando en este blog a favor de Robinson, vamos a realizar una recapitulación de los hechos.

Todos recordamos de donde salió Sarita, un programa bastante mediocre y carente de ideas llamado Protagonistas de porquería (El nombre del programa ha sido levemente modificado para cuidar la reputación de los idiotas y el canal que la produce), programa muy disfrutado por la audiencia de este hermoso país, principalmente por la chabacanería, ignorancia y carencia de talento de la que hacen gala sus participantes, que lo único que tienen bueno es precisamente eso, que todos están buen@s. Sarita debido a su (In) capacidad actoral llego únicamente como semifinalista… A partir de este desparpajo televisivo la “actriz” (Lo anterior esta por comprobar aun) participo en una serie de programas y novelas cada vez más mediocres, pero que en este país encantan. En el año 2008 participo en la novela “Vecinos” donde conoció a nuestro adorado Robinson… aquí comenzó el rollo.
Adriana Arango, ex esposa del buen Robinson, recibió una llamada un domingo por la noche: “La llamamos de la Policía Nacional y quiero saber si conoce el carro de las siguientes placas”. Ante la respuesta afirmativa, la voz al otro lado del teléfono le preguntó si sabía dónde estaba su esposo y que el carro en cuestión estaba abandonado en un potrero. La citaron en el CAI del barrio La Esmeralda. Ella, temiendo lo peor para Robinson Díaz (su esposo), le pidió a un vecino que le condujera el carro y se fue con su hijo, Juan José de 11 años.


Al llegar al CAI, según cuenta, un policía le pidió que siguiera una patrulla con varios policías adentro y que la llevarían al supuesto potrero donde estaba abandonado el carro. La guiaron frente a un edificio, el carro de Robinson estaba perfectamente parqueado en la bahía frente al lugar y uno de los policías le señaló y dijo: “Ahí viene Sarita” (Me encanta como la gente pobre de ideas le coloca diminutivos o apodos a las estrellas de moda y se refieren a las mismas como si fueran íntimos de hace tiempo…).

Según dice Adriana, la actriz bajó en sudadera del edificio, sin decirle nada y en actitud desafiante solo le hizo señas con la mano para que la siguiera. Adriana entró, la siguió a su apartamento y ella la condujo a su cuarto, donde estaba Robinson muy seguramente con escasas ropas… La pareja de esposos salió sin mediar palabra con Sara, llegaron a la casa, Adriana confrontó a Robinson y él reconoció que era amante de Sara desde hace algunos meses. Inmediatamente ella llamó a su abogado y al día siguiente elaboraron los papeles del divorcio. Después de lo sucedido la “pobre victima” estuvo rogándole durante un buen tiempo a su Adriana para que lo perdonara, lo cual nunca ocurrió y que termino con el divorcio de este matrimonio. 
Como un buen perito lo haría, una vez definidos los hechos vamos a realizar un análisis de los mismos y la apología del pobre Robinson…

1. Seamos sinceros, quien considerándose hombre, macho, criatura, individuo, ser, ente, humano, semejante, prójimo, sujeto, varón, masculino, mortal, persona, podría resistirse a esta “chica”, la cual obviamente no está diseñada para ser la “Señora de la casa”, pero que inspira principalmente malos (¿O buenos?) deseos. Incluso he escuchado mujeres que reconocen que está muy pasada…
2. El “pobre” Robinson fue seducido por esta señorita y estoy seguro que ella fue quien prácticamente lo obligo a serle infiel, porque pensándolo bien, la vieja es malísima actriz pero muchos creemos que tiene otra serie de habilidades que podrían llamar la atención de un tipo… por favor observen con detenimiento la siguiente imagen.
3. Antes de que Adriana Arango se pusiera a decir que Sara Corrales termino con su matrimonio con Robinson Díaz… fue Adriana quien termino primero con el matrimonio de 8 años de Robinson con la actriz Ana María Sánchez, ya que sin importarle que el otro todavía estuviera casado se fue a vivir con él.... Mamita si la hizo contigo, ¿Por qué te extraña que te la hiciera a ti?
4. Dicen los vecinos (Que ironía el mismo nombre de la novelita de pacotilla esa) que cuando Adriana se agarraba a pelear con Robinson en su apartamento le daba por quebrar todo lo que había en su apartamento y a gritar como loca, e incluso más de una vez le pego a nuestra "Victima favorita" (Dreamworks, ¿Por qué no piensas en una peli de animación con ese nombre?). 
5. Sara dice que Robinson le dijo que estaba confundido…pues como uno no se confunde si la mujer lo manda todos los días a laborar con ella, teniendo escenas de cama, de piscina, de ropa interior… una cosa es la confianza otra es empujar a la victima por el despeñadero.
6. El matrimonio ya venía mal solo que Adriana necesitaba una excusa para separarse y esta fue la mejor excusa que pudo tener. Se quedo con la casa, el carro, la plata y el chino... un buen negocio para la EX!!!
7. ¿Qué hizo Sarita con este escándalo? Pues la fácil hacerse un resto de publicidad a costa de hacer quedar mal al otro. Porque esta señorita no era muy famosa antes de eso, pero con la enredada con un actor famoso colombiano se volvió bastante conocida a nivel internacional.
Ahora resumamos y saquemos conclusiones… Adriana quedo con carro, casa y beca; Sara quedo como una mujer famosa y zunga lo cual le ha ayudado a conseguir papeles de esos; pero el que menos velas carga en el entierro y que le fue peor fue el pobre Robinson, al cual de parte de los hombres de Colombia se merece unas palmaditas en la espalda y en secreto una medalla.
Una pobre victima
Moraleja: ¿Culpables?, TODOS, ¿Victimas?, TODOS, ¿Inocentes? TODOS…
Cuando le diga lleta...

1 comentario:

Luna Dorada dijo...

En pleno 2014 y no sé por qué llegué aquí, pero bueno, aunque me leí todo XD no estoy de acuerdo con ver a Robinson como una víctima y no porque las mujeres (ex mujer y ex amante)lo sean sino porque eso le pasa a él y a todos los hombres idiotas que se convierten en los juguetes de mujeres interesadas como esas, qué más podrían esperar? amor? sinceridad? comprensión? en este mundo hay mujeres y hombres ególatras y ambiciosos que usan a otros como un trampolín, los únicos que se salen de esa colada son las personas que saben reconocer el valor que tiene una persona por su forma de pensar y su forma de ser, interesante, digna, culta, etc. esto difícilmente lo encuentras en un mundo tan vacío como la actuación de bobelas y a diferencia del blogger pienso que un hombre no es el que se deja llevar por una mujer que aunque esté muy buena, no es más que una ilusión barata, regalada y sin nada en sus neuronas (si es que tiene), eso lo hace cualquiera, un hombre es el que es consciente de esto y actúa como un tipo inteligente, no se deja enredar, no cae, porque sabe que no vale la pena.